lunes, 22 de enero de 2018

Que vas a hacer con el resto de tu vida - Laura Ferrero



Título: Que vas a hacer con el resto de tu vida
Autora: Laura Ferrero
Publicación: Alfaguara, noviembre de 2017
Páginas: 295

Con treinta años Laura deja a su pareja y abandona Ibiza para mudarse a Nueva York. Su juventud ha estado marcada por la relación con su padre, un hombre intolerante; su madre, que desapareció para regresar cinco años después; y Pablo, su hermano, que encuentra en la pintura la manera de luchar contra la enfermedad mental que padece.
En Nueva York, Laura empieza a trabajar en una editorial y a asistir a las clases que Gael, un misterioso conocido de su madre, imparte en la Universidad de Columbia.

¿Quién es Gael? ¿Qué sabe él de todo lo que ha ocurrido en su familia?

Mis impresiones

Tras leer las opiniones de varias personas que hablaban muy bien sobre este libro decidí que tenía que leerlo. Es la primera novela de la periodista Laura Ferrero y sorprende muchísimo que en un primer trabajo presente una novela como Que vas a hacer el resto de tu vida. Ahora os cuento el porqué.

“Hay un hombre aquí, fuera de esta casa que da a la playa de La Xanga. Mira el mar. Yo juraría que no es el mismo que he visto antes de acostarme todas las noches de mi infancia. No porque el agua haya adquirido otra tonalidad ni porque el rumor de las olas sea más fuerte. Todo permanece intacto. Sin embargo, ya no refleja a la niña que se detenía al final del espigón. Ni tampoco a mi hermano, el niño que siempre tenía miedo. Miedo a nadar, a las medusas, al frío del agua y a los monstruos que podían aparecer de improviso en las profundidades.”

Esta es la historia de Laura y su familia. Una mujer que toma como punto de partida su mudanza a nueva York (abandonando a su pareja y su trabajo en Barcelona) para narrarnos los acontecimientos que han marcado su vida. Allí trabajará en una pequeña editorial y a la vez realizará un curso sobre la literatura en el exilio. Pero no es el único motivo del viaje o al menos el más importante. En esa ciudad busca a un hombre que ha tenido un gran impacto en la vida de toda su familia. Y con él pretende resolver algunas lagunas e incógnitas que llevan atormentándola desde niña.

Y así nos introducimos en la vida de Román, un geólogo obsesionado con las islas, de Adriana, una pintora que abandonó a sus hijos, Pablo, un niño afectado por este abandono y la propia Laura, que intenta entender. Ninguno de ellos vive ya en Ibiza, la isla en la que una vez construyeron un mundo lleno de incertidumbres, secretos y dificultades así como gritos, desesperación y rabia. No había carencias económicas sino inseguridad emocional.

“Dicen que los duelos duran un año; los del corazón, los de la vida. Pero podían durar más. Alargarse hasta esa palabra que me atenazaba: siempre.”
(Página 53)

La infancia es un periodo que nos marca para siempre. En ella se ponen las bases de las personas en quienes nos convertiremos. Una época en que no comprendemos muchas de las cosas que nos suceden o que vemos y aun así se interiorizan y se quedan grabadas. Así Laura intentará resolver esos recovecos oscuros que han quedado en su mente para comprender el porqué de una familia desestructurada marcada por la tragedia y el abandono de su madre. Su hermano y ella estarán mucho tiempo esperándola pero cuando regresa ya es demasiado tarde aunque no se quedará definitivamente.

Una novela que podríamos decir que tiene un carácter intimista pero que además presenta cierta intriga en torno a sus personajes. Y me ha gustado mucho que Laura Ferrero no cree buenos ni malos absolutos. Otorga a cada personaje parte de su culpa o los libera de otras que podríamos pensar lógicas. Laura, la protagonista tenía doce años cuando su madre se marchó. En ese momento no sabía muy bien las razone, aunque algunas escenas que vivió le dieron ciertas pistas. A partir de ese momento ella misma comenzó a cuidar con ahínco y esmero a su hermano pequeño, Pablo, mucho más débil y sensible que ella termina cayendo en la enfermedad y la depresión. Su infancia concluyó de esa forma abrupta, con unos gritos y un golpe. De los juegos pasó a la preocupación permanente. También está Román, el padre, pero más ocupado en su trabajo y su obsesión por las islas, que tienen un gran simbolismo en la novela, que por sus hijos.

“Nosotros éramos una familia compuesta por cuatro islas encerrada dentro de otra isla: Ibiza” (Página 13)

Laura es un personaje maravillosamente trazado. Ella misma y poco a poco se va abriendo a nosotros, los espectadores, para narrarnos cómo era su familia, sus dudas, sus miedos, la incomprensión y las pocas certezas que hay en su vida. Y se desnuda hasta mostrarnos su dolor y la culpa. Quizás todo eso le ha llevado a abandonar a Mario, su pareja. Estos y otros temas son los que se exploran en la novela con muchísima profundidad. En ella su autora nos deja frases maravillosas y muy acertadas que he sacado del libro, que me han hecho reflexionar y pensar en todo ello. Y comprender que las cosas tienen diferentes perspectivas. Que una única visión no nos puede dar la historia completa. Así mismo el mal y el bien son relativos.

“Heredamos las mentiras de la misma forma que se heredan el color de ojos o las fobias” (Página 80)

Que vas a hacer con el resto de tu vida está maravillosamente narrada. Es una novela cuidada, envolvente, plagada de matices y emociones que es muy difícil de olvidar. Una primera novela de mérito. Está narrada en primera persona por su protagonista, alternando lo que ocurre en el presente, el momento en que intentará dar luz a años de oscuridad, con los recuerdos del pasado dejándonos algunas piezas sueltas que poco a poco irá componiendo hasta un final tremendamente emocionante. Porque ya tendremos todas las respuestas a lo que desde el principio nos preguntamos. Porque ya conocemos ese terrible punto de inflexión que cambió todo.

Conclusión

Que vas hacer el resto de tu vida es una de esas novelas que no hay que dejar pasar. Es una maravillosa historia sobre la culpa y la redención de los pecados propios. Una novela en la que adentrarse y perderse de manos de una gran narradora que te emociona, que te seduce y que te hace disfrutar muchísimo.

viernes, 19 de enero de 2018

Niebla en Tánger - Cristina López Barrio



Título: Niebla en Tánger
Autora: Cristina López Barrio
Publicación: Planeta, noviembre de 2017
Páginas: 320

El 24 de diciembre de 1951 Paul Dingle desapareció en el puerto de Tánger sin que se llegara a saber qué fue de él. Sesenta y cuatro años después, Flora Gascón sospecha que es el mismo hombre con el que ha tenido una aventura en Madrid y del que se ha enamorado. El nexo entre ellos: Niebla en Tánger, la novela que Paul tenía sobre su mesilla de noche.

Flora viajará hasta esta ciudad mágica y llena de secretos en busca de la autora de la novela, la única que puede decirle quién es en verdad su amante y cómo encontrarlo. Pronto se da cuenta de que es ella misma quien debe escribir el final de la historia, pues en esa aventura también está en juego su identidad; es un viaje al fondo de sí misma.

Niebla en Tánger es una bella historia de amor y misterio en una ciudad cosmopolita y mágica, con un pasado fascinante que envolverá al lector.

Mis impresiones

Creo que es algo que suele suceder, o al menos a mí me ocurre, que cuando has leído a un autor, te ha gustado particularmente su estilo y su forma de escribir esperas que ese mismo patrón se repita en una historia diferente.

De Cristina López Barrio había leído ya La casa de los amores imposibles, El cielo en un infierno cabe y Tierra de brumas, tres novelas con las que disfruté muchísimo tanto por sus historias como por ese estilo tan particular de narrar de esta autora. Quizás por ello al empezar Niebla en Tánger, que ha sido finalista del Premio Planeta este mismo año, me llevé una pequeña decepción. Ahora os lo cuento con más detalle.

“Tiene el aliento de vidrio. Se ha despertado en una habitación de paredes rojas. Aún es de noche. Respira aliviada. Hay una ventana con las cortinas entreabiertas. La luz de un cartel de neón parpadea sobre a cama, sobre su vientre desnudo. No se atreve a moverse. Escucha el ruido de los coches, la madrugada envuelve la Gran vía en un atasco. Recuerda dónde está. Quién es. Qué ha hecho.”

La historia comienza cuando Flora Gascón se marcha de la habitación de un hotel después de tener relaciones con un hombre que acaba de conocer. Su matrimonio no pasa por sus mejores momentos y Paul Dingle, ese amante espontaneo, ha supuesto para ella un soplo de aire fresco y se queda prendada de él. A la mañana siguiente la pareja sigue escribiéndose por mensajes en el móvil y se citan para un nuevo encuentro. Pero él no aparece y Flora se queda desconsolada.

Desesperada recurre a lo único que sabe de él. Una novela que Paul tenía en la mesilla y que estaba llena de anotaciones. Una novela titulada Niebla en Tánger. Después de leerla decide viajar hasta allí buscando su rastro. Curiosamente la novela también habla de un hombre llamado Paul Dingle que desapareció del puerto de Tánger en diciembre de 1951. No puede ser el mismo hombre si hay más de sesenta años de diferencia. ¿O sí?

De esta manera nos introducimos en una novela dentro de otra novela. Porque Niebla en Tánger nos va a narrar la historia de Marina Ivannova en aquella ciudad. Desde la desafortunada historia de amor de sus padres hasta el momento en que desapareció en amor de su vida sin que volviera a saber de él.

Como os he dicho antes esperaba algo diferente de esta novela. Fundamentalmente fue el estilo de autora, tan diferente a como lo había conocido en ocasiones anteriores, lo que eché de menos. La forma de narrar de Cristina López Barrio siempre ha sido muy suya, muy personal. Con un estilo contundente, lírico, evocador e incluso sensual. Sin embargo, en esta ocasión ha optado por una narración que se nota que está cuidada, pero es mucho más directa y accesible a todo el mundo. Es por ello que la novela se lee con mayor ligereza.

En ella, como os he dicho, se narran dos historias a la vez. Dos historias de amor en diferentes momentos (una en 2015 y la otra en los años 40 y 50) que parecen tener una misma persona en común. Dos mujeres que han amado y han perdido a un hombre llamado Paul Dingle. De haber leído a la autora me figuré que con ese realismo mágico de sus anteriores novelas todo podía suceder, pero aquí, dentro de lo que cabe, opta por un mayor realismo. El desenlace no llega a sorprender, pero tampoco te deja mal gusto.

A pesar de todo ello la novela me ha gustado y después de ese escollo inicial he disfrutado con ella. Aunque mi valoración más positiva es para la historia del pasado que creo que aporta más interés e intriga además de que la historia en sí me ha resultado interesante. Otro punto positivo es que la autora incorpora algunas reflexiones interesantes sobre el proceso de creación literaria, sobre los recursos de los autores a la hora de crear ficción y en qué medida utilizan la propia realidad con ideas que en mi opinión son muy acertadas.

Si nos fijamos en la ambientación, la novela se desarrolla casi en su totalidad en Tánger, a la que veremos en dos épocas diferentes con una buena ambientación que recrea los escenarios a la perfección.

Conclusión

Niebla en Tánger es una novela muy diferente a las anteriores de la autora. Tanto en complejidad como en su estilo narrativo y formas. Una novela que se lee con gusto y es entretenida pero en la que he echado en falta la esencia de las anteriores.


jueves, 18 de enero de 2018

Escrita en tu nombre - Amelia Noguera



Título: Escrita en tu nombre
Autora: Amelia Noguera
Publicación: Almuzara, noviembre de 2017
Páginas: 350

El destino lleva a encontrarse a Omid, un músico iraní, y a Malena, una joven española; pero él es demasiado perfecto para ser de ella y ella demasiado insegura para creerse de él. Ambos viven atormentados: él siente que debería haber muerto cuando consiguió escapar de su país durante la cruenta guerra contra Irak, y ella está segura de que jamás podrá volver a amar a ningún hombre.

Además de la suya, en "Escrita en tu nombre" se engarzan otras historias de segundas oportunidades, de superación y esperanza. En esta singular novela se muestra a seres humanos rebelándose, luchando contra la certeza de que todo lo que son, sus decisiones, sus anhelos y hasta sus nombres, está regido por un destino inexorable, sin que exista forma alguna de escapar a él. Sin embargo, en ocasiones sí que hay otra salida...

De la mano de Omid y Malena el lector visitará la Fontana de Trevi romana o la Little India londinense, conocerá la Estrella del Norte de Irán y transitará el madrileño barrio de Malasaña, en los convulsos años ochenta y en la actualidad. "Escrita en tu nombre" es una novela imposible de olvidar, que te hará reír y llorar, y que tal vez te descubra si tu destino está también escrito en tu propio nombre
.

Mis impresiones

Esta es la cuarta novela de Amelia Noguera que leo. Unana escritora con mucha sensibilidad que he ido conociendo a lo largo de los años. Comenzó su andadura en literatura auotopublicando sus novelas y consiguiendo poco a poco que los lectores nos fijásemos en ella. Y finalmente ha logrado uno de sus objetivos y es que sus novelas vean la luz en papel y respaldadas por una editorial.

“Hacía mucho que no tocaba a un hombre. Y nunca lo hice de esta forma. Mis dedos se detienen en sus arrugas, las minúsculas que salen de sus ojos, las de las comisuras de sus labios, las de sus pliegues; y en los pezones, en las palmas de sus manos, en los párpados, en las líneas rectas de sus brazos y sus piernas. Avanzan ansiosos por su piel; la modelan, la perciben, la retienen en mi memoria. Por si ya nunca vuelve. Mi boca busca la suya. La encuentra. Siempre responde.”

Esta historia comienza poco después de que Malena y Omid se conozcan una tarde en un gimnasio y terminen apasionadamente enlazados en la misma cama. No es un comportamiento muy habitual en ninguno de ellos esto de revolcarse con una persona a la que acaban de conocer pero algo les ha impulsado inevitablemente hacia el otro. Es la manera en que comienza una relación que ninguno de los dos quiere abandonar y seguirán quedando una y otra vez. Incluso en Roma, a donde Malena ha viajado por cuestiones laborales, aunque en sus calles y de la mano de Omid solo encontrará placer. Pero todo parece demasiado perfecto para ser verdad….

Este es solo el punto de partida de Escrita en tu nombre, una novela que me ha gustado muchísimo y he disfrutado ampliamente. Creo que incluso considero que es la mejor novela escrita por Amelia Noguera o al menos la que a mí más me ha emocionado y llegado a calarme. No es solo una historia de amor de dos personajes que u día se encuentran y sienten una atracción irrefrenable. No se trata de una novela rosa ni romántica, aunque hay muchas emociones en ella. Escrita en tu nombre es una novela que nos habla de segundas oportunidades, de nuevos comienzos y de que la mejor forma de hacerlo es dejar atrás el pasado y mirar hacia adelante. Cualquier herida se puede curar por profunda que sea.

Quizás esta novela me ha gustado tanto porque me he sentido muy cercana a sus dos personajes protagonistas. Malena y Omid están maravillosamente dibujados a pesar de su complejidad de forma que resultan muy humanos y al lector no le cuesta nada ya no solo comprenderlos sino también meterse en su piel. Yo al menos he logrado conectar por completo con ellos y han conseguido involucrarme en sus vidas.

Magdalena (Malena o Magda también) es una mujer con tres nombres que le ayudan a distinguir sus diferentes facetas. Su lado más visceral, el más temeroso o el más racional. Como nos ocurre a todos hay momentos en que nos domina una u otra de nuestras características, a veces incluso luchan entre ellas para tomar una. Siempre fue una niña dócil, responsable y que intentó dar los menos problemas posibles decisión a sus padres que se mataban a trabajar en un bar. Luego se casó con un hombre y aprendió a ser sumisa, a vivir a través de él y no tener demasiada autonomía. Ahora ha llegado el momento de vivir, arriesgarse. Con todo lo que lo que ello conlleva. Al menos es lo que le dice una parte de si misma, pero ¿Logrará imponerse a la otra?

Omid es un personaje al que no cuesta querer. Un hombre con un pasado complicado y desgarrador. Tuvo que huir de su hogar en Irán por la situación política que se vive allí. Continuamente se debate entre la presión de volver allí por petición de su familia aunque sabe que es un lugar al que él ya no pertenece y la idea de construir definitivamente una nueva familia en España. Es un personaje con un bonito exterior pero también con un buen interior que siempre intenta ayudar a los demás, a pesar de que lleva la culpa consigo mismo.

A parte de estos dos personajes principales, Amelia Noguera introduce muchos otros cuyas vidas se tocan de pasada y que no tienen mayor trascendencia, aunque de alguna manera y en mayor o menor grado están relacionados con alguno de los protagonistas. Dicho así pudiera parecer que son elementos prescindibles en el libro. Aunque sin embrago a mí me ha gustado mucho ir leyéndolas y además nos demuestran que las personas no somos entes aislados sino que aunque no seamos conscientes y no nos demos cuenta podemos cambiar la vida de los demás o incluso que la nuestra lo haga gracias a un pequeño encuentro con otro. Son personajes que nos muestran diferentes situaciones y diferentes formas de afrontarlas.

Escrita en tu nombre está muy bien narrada, con delicadeza, con detallismo, con detalles y apuntes que te llevan a la reflexión te emocionan. Una historia para coger sin prisas porque su autora no tiene ninguna en contártela. Aunque esto lo comento sin ninguna connotación negativa porque ese ritmo tranquilo y pausado me ha hecho disfrutar mucho. Además de la historia de amor y amistad (que no la he citado hasta ahora pero también es importante en ela novela), de las emociones de sus personajes hay una parte de critica a la política y las guerras, a las relaciones tóxicas entre otros muchos.

La historia nos es contada desde la perspectiva de sus dos protagonistas, Malena y Omid, lo cual nos ayuda a conocerlos a fondo y comprenderlos. Algo que resulta básico para vivir la historia. La única pega que voy a ponerle es que Amelia Noguera al solapar sus dos voces y darnos a conocer a cómo vive lo mismo cada uno da lugar a que llegando al final de novela existan pequeños fragmentos que se repiten. Esto me ha creado una sensación rara y creo que se puede crear el mismo efecto de otra forma.

Conclusión

Escrita en tu nombre es una novela que me ha gustado mucho más de lo que esperaba y ha superado con creces mis expectativas. He disfrutado muchísimo su lectura, me han emocionado sus personajes y he conectado a la perfección con ella. No puedo dejar de recomendarla.