martes, 26 de diciembre de 2017

Los dieciséis árboles del Somme - Lars Mytting



Título: Los dieciséis árboles del Somme
Autor: Lars Mytting
Publicación: Alfaguara, Noviembre 2017
Páginas: 467

En 1971 una pareja muere al pisar una vieja granada en el antiguo campo de batalla del Somme, escenario de uno los episodios más cruentos de la Primera Guerra Mundial. Su hijo de tres años es encontrado cuatro días más tarde a muchos kilómetros de distancia. Edvard crecerá con su abuelo Sverre en una granja noruega ignorando el enigmático suceso hasta que, un día, alguien entrega un ataúd destinado a su abuelo: una espléndida pieza de carpintería tallada en madera de abedul. El muchacho intuye que es obra del hermano de Sverre, de quien se perdió el rastro tiempo atrás, y emprende una búsqueda desesperada del posible vínculo entre este nuevo misterio y la trágica muerte de sus padres.

Una historia épica sobre el amor y la pérdida que recorre las vidas de tres generaciones de una familia. Un apasionante viaje por el pasado de Europa pero también por los árboles y la naturaleza.

Mis impresiones

Era inevitable que con la sinopsis con la que se nos presenta este libro me llamará la atención. Ha sido ganadora del Premio de los Libreros de Noruega y además su autor ha cosechado un éxito considerable con su anterior novela. Es El libro de la madera, de la que se ha dicho que es el libro del año. Y me parece muy curioso porque es un libro que habla de madera. De diferentes árboless, de técnicas de corte, de forma de apilarla, etc… Que no digo que no resulte interesante, pero es un tema que no a todo el mundo puede llegar a atraer. No he podido leerlo pero he oído hablar mucho de él y estoy segura que algo tiene que tener muy especial.

“Mi madre para mí era un olor. Era un calor, una pierna a la que me aferraba, un soplo de algo azulado, un vestido que creía recordar que usaba. Me decía a mí mismo que mi madre me había lanzado a la vida con un arco y, cuando moldeada mis recuerdos sobre ella, no estaba seguro de si eran correctos, sencillamente la recreaba tal como creía que un hijo debe recordar a su madre”

Edvard es un joven que desde los tres años se ha criado con su abuelo Sverre en una granja en los bosques de Noruega. Algo extraño sucedió en 1971. El mismo día en que murieron sus padres al pisar una granada antigua en el campo de batalla del Somme. El lugar que había sido uno de los escenarios más sangrientos de la I Guerra Mundial. Iban con el pequeño, pero este desapareció del escenario y lo encontraron tres días más tarde, bastante lejos y en la consulta de un médico.

Pero este suceso no tendrá demasiada importancia en su vida hasta la muerte de su abuelo. Momento en el que no solo es consciente de su pasado sino de que en su familia hay otros muchos secretos. La aparición de un ataúd especialmente construido y tallado para su abuelo pone de manifiesto que el hermano de este, Einar con quien estaba enemistado, no murió en las fechas que él creía. ¿Qué significa este gesto? A partir de este momento Edvard siente la necesidad de desentrañar la tupida madeja de secretos y mentiras sobre las que se ha organizado su vida.

Con este punto de partida ya os podéis imaginar que Los dieciséis arboles del Somme es una novela cuajada de intrigas y secretos que hacen referencia a una familia. Uno de los géneros literarios que más me gustan y disfruto. Al protagonista de la historia le tocará investigar y llegar a la verdad para poder responder preguntas como ¿Qué pasó en realidad el día en que murieron sus padres? ¿Por qué su abuelo le mintió sobre la muerte de su hermano? ¿Qué pasó entre ellos para que se separaran?

Una historia de drama familiar que se remonta tres generaciones atrás y que enraíza con uno de los episodios más cruentos de la Primera Guerra Mundial que se produjo en las cercanías de río Somme cuando los ejércitos de Francia e Inglaterra lucharon contra los alemanes. Ese lugar llevará a la muerte a los padres de Edvard al transitar por allí y pisar una bomba no detonada tantos años atrás. Y tampoco saldrán indemnes de la Segunda Guerra Mundial. Lo vivieron y sufrieron las duras consecuencias. Pero no es una novela que trate sobre la contienda, de hecho lo que se cuenta en ella es meramente anecdótico y al servicio de las circunstancias que vivieron sus personajes.

Mucha gente murió en aquella época y muchas familias se destruyeron o se distanciaron. Y de esto es precisamente de lo que nos va a hablar esta novela. De la perdida, de la búsqueda de las raíces y sobre todo del perdón y la culpa. La parte de culpa que nos toca a nosotros mismos, pero también la que pertenece a los demás.

La novela se desarrolla en los años noventa, aunque son varios planos temporales los que tienen su relevancia en la historia y quedan marcados. Los padres de Edvard murieron a principios de los años setenta, la falsa muerte de Einar, el hermano del abuelo se produjo a finales de los años cuarenta por lo que es una historia donde el pasado tiene un peso importantísimo.

Con respecto a los personajes, aunque la mayoría ya han desaparecido sus figuras tienen son el alma de la historia. El autor no los define, sino que es el lector a través de sus actos quien los va reconociendo y forjándose una idea bastante clara de ellos. Es el joven Edvard quien conducirá el relato, además es el propio narrador, pero es la historia de sus antepasados, padres y abuelos, la que necesita descubrir para descubrirse a sí mismo. Todos ellos nos irán ofreciendo más de una sorpresa e irá cambiando nuestra percepción de sus actos conforme la historia avanza.

Edvard es un chico que ha crecido sin sus padres cobijado al abrigo de sus abuelos y luego solo con su abuelo Sverre, que ha callado toda la vida. Edvard no llega a entender del todo esas esvásticas que aparecen de vez en cuando y con las que los vecinos acosan a su abuelo. Y no puede evitar preguntarse quién sería él mismo de haber vivido con sus padres, como cualquier otro niño. Con su abuelo ha crecido un poco aislado de los demás, en una cabaña en medio del bosque. La curiosidad le llevará a una extraña isla y a conocer a una mujer que también guardas sus propios secretos.

Y en esta historia se sigue respirando ese ambiente a madera de los bosques y a la madera de su anterior libro. Se nota ese respeto y amor a la naturaleza. El bosque de abedules en Somme, Francia, se convertirá en un escenario muy significativo en la novela con un gran simbolismo. Pero no os cuento más.

La novela tiene un desarrollo muy consistente en el que todo termina encajando a pesar de que hasta el final la historia se va complicando. He disfrutado muchísimo de la forma de contarnos la historia de Mytting, la calidad de su narración, su desarrollo, las descripciones de esos bosques y otros escenarios manteniendo la tensión narrativa hasta el último momento. A pesar de ello no es una novela que apetezca devorar, sino disfrutar de cada palabra.

Conclusión

Si os gustan las novelas que tratan sobre dramas y secretos familiares no os podéis perder Los dieciséis arboles del Somme que con una narración contundente y un desarrollo sólido crea una lectura cautivadora.

Puedes descargar Los dieciséis árboles del Somme aquí.


16 comentarios:

  1. Me la llevo. Estaba esperando tu opinión y veo que es de las mías.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Recuerdo ver las reseñas sobre la novela anterior de la autora, me picó la curiosidad pero no me atreví con aquello de la madera. Esta sí parece más de mi agrado, quizá me anime por fin a descubrirla.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. ¡Secretos familiares, mi debilidad! No puede ser, llevo cuatro blogs visitados y cuatro libros anotados, esto es un peligro..¡Ay mare! jajaja.

    Un besito cielo.

    ResponderEliminar
  4. Tiene buena pinta y seguro que es muy interesante, pero tengo mucho pendiente y prefiero aligerar el equipaje. ��

    ResponderEliminar
  5. Tiene buena pinta y seguro que es muy interesarte, pero tengo mucho pendiente y prefiero aligerar el equipaje. 😉

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola!

    Pues me encantan este tipo de libros, así que muchas gracias por compartir este título porque no lo conocía. Además, el primer fragmento que has puesto me ha encantado.

    ¡besos!

    ResponderEliminar
  7. Conozco el anterior libro del autor, también me llama la atención como de algo tan poco interesante como es la madera puede surgir una gran historia...pero habría que probar. Este nuevo título parece que encaja más con mis gustos, los misterios familiares también son de mi género preferido así que tomo nota ;)

    Besitos

    ResponderEliminar
  8. Ya me ha ganado con lo de los secretos familiares, me lo llevo anotado.
    Un beso y gracias por la reseña.

    ResponderEliminar
  9. Me apetece mucho leerla. La tendré en cuenta!

    ResponderEliminar
  10. Me encanta lo que cuentas, ésta me la llevo

    ResponderEliminar
  11. No me veo con esta, lo del Somne ya me imaginaba yo por dónde iba a ir aunque me gustaba la idea.

    ResponderEliminar
  12. Lo leeré a principios de año y espero que me guste tanto como a ti.
    Besos

    ResponderEliminar
  13. No había oído hablar del autor, pero me parece muy curioso lo que cuentas sobre su primer libro, aún así no me atrevería con él, el que si me llevo es este que las historias familiares suelen llamarme la atención. Besinos.

    ResponderEliminar
  14. Me encantó "El libro de la madera" pero no sé si me atrevo con esta novela de Mytting. El de la madera me gustó porque era ensayo, pero esto de la ficción y los secretos familiares no sé si me va. Besos.

    ResponderEliminar
  15. Me gusta lo que nos cuentas fe esta novela. La leería, sin duda alguna. Tomo buena nota de ella

    ResponderEliminar
  16. La leería seguro, pinta muy muy bien y no la conocía =)

    Besotes

    ResponderEliminar

¡Gracias por comentar!